• Abra la tapa de la impresora o la puerta del cartucho. Retire ambos cartuchos negro y color.
  • Apague la impresora. Desenchufe el cable de alimentación en la parte posterior de la impresora.
  • Utilice un paño suave para limpiar los cartuchos de impresora y el área de contacto eléctrico.
  • Espere 30 segundos.
  • Conecte el cable de alimentación y encienda la impresora.
  • Vuelva a instalar los cartuchos negro y color.