stampante-3d-kentstrapper-verve-visual

La firma italiana Kentstrapper ha lanzado su nuevo modelo de impresora 3D Verve, donde aúnan tecnología avanzada y facilidad de uso.

Entre los avances incorporados, la compañía destaca la interfaz de usuario táctil Narwhal, con coloridos iconos que permitan al usuario un rápido acceso al comando que necesitan, acceso a los archivos cargados a través de una memoria USB y con visualización del proceso de impresión 3D.

Otra mejora introducida, que ya está siendo adoptada por muchos fabricantes, es la detección de falta de filamento, para pausar la impresión, permitir el cambio de éste y continuar el trabajo. Además, con su sistema Phoenix, se pude pausar la impresión 3D en cualquier momento y, lo más interesante, detecta si hay un corte en el suministro eléctrico para pausar automáticamente el trabajo y retomarlo en cuanto vuelva a recibir alimentación eléctrica. Otro aspecto que han incorporado es la nivelación automática de la base, sin necesidad de intervenir manualmente.

La empresa la califica como una impresora 3D asequible pero con prestaciones de alto nivel. Incorpora base calefactada hasta 100 ºC, con un volumen de impresión de 200x200x200 mm, temperatura de extrusión máxima de 260 ºC con filamento de 1,75 mm y una altura de capa de hasta 20 micras.