La serie G de Canon, Pixma G 1200 / G 3200 / y G 4200 brinda una solución a los cartuchos de tinta que son remplazados por depósitos llamados “MegaTank” que se puede recargar.

Son fáciles de utilizar, producen menos residuos y están diseñadas para uso en las oficinas o en la casa gracias a su tamaño compacto.

En estas impresoras se pueden ver los depósitos por la parte de afuera del equipo, y como son transparentes, podemos ver con facilidad el nivel de tinta de cada uno de los depósitos.

Cada impresora utiliza cuatro colores, siendo el negro el más grande, con 135 mililitros. Se pueden imprimir hasta 6,000 páginas con una sola carga del negro y hasta 7,000 páginas cuando se utilizan todas las tintas.

Los colores cyan, magenta y amarillo usan depósitos que admiten 70 mililitros de tinta.

A pesar de que no están diseñadas para imprimir fotografías profesionales, ofrecen opciones para imprimir sin bordes y con una resolución máxima de 4900 x 1200 puntos por pulgada.

Además la G 3200 y la G 4200 añaden capacidades de Wi-Fi que permite a los usuarios imprimir desde varios servicios en la nube, incluyendo a Instagram, Dropbox y muchos otros.