A mediados de este año GE Additive, la parte responsable de impresión 3D dentro de General Electric, anunció la compra de dos empresas europeas y su inversión 100 millones de euros en fabricación aditiva, convirtiendose en el principal inversor de la industria de la impresión 3D. Hace unos días dentro de FormNext 2017 presentó una nueva impresora 3D de sinterizado selectivo de metal en formato XXL, que supuso nueve meses de desarrollo para la empresa.

Esta impresora 3D de la marca se consiguió gracias a la inversión en I+D del proyecto A.T.L.A.S. (Additive Technology Large Area System) de General Electric, que fue el primer paso de la empresa para incursionar en la impresión 3D a gran escala. Es así como la empresa americana presentó su primera impresora 3D desarrollado en conjunto con la alemana Concept Laser, comprada hace un año, ATLAS con un sorprendente volumen de impresión de 1000 x 1000 x 1000 mm.

Una impresora 3D de metal XXL por GE Additive

GE Additive reveló que su nuevo desarrollo asociado con su proyecto será una máquina con tecnología de sinterizado selectivo de metal con un volumen de impresión de 1,1 x 1,1 x 0,3 metros, más grande que el X LINE 2000R. Ha sido especialmente diseñada para la industria aeroespacial, automotriz y petrolera, ya que podrá desarrollar piezas grandes y permitirá su personalización.

La nueva impresora de GE Additive tiene un láser de 1kW y un sistema discreto de dosificación en su cámara de impresión para ahorrar polvo y, por lo tanto, reducir los costos. El flujo de aire se controla en el área de impresión, lo que permite un mejor control de la calidad de la parte final.

“Independientemente de la industria, cada cliente tiene sus propias necesidades específicas y niveles de complejidad. Regularmente escuchamos que las máquinas del futuro deben ser personalizables y configurables. Nuestra nueva impresora 3D en Formnext es nuestra respuesta: una solución escalable y personalizable que satisface las necesidades de nuestra industria a medida que crece “, dijo Mohammad Ehteshami, vicepresidente y gerente general de GE Additive.

Las primeras máquinas están siendo evaluadas por algunos clientes y deberían estar disponibles en 2018. GE Additive aprovechó también la feria para anunciar la adquisición de GeonX, un desarrollador de software de simulación.