BQ presentó su nueva Witbox Go, la primera impresora 3D del mundo con el sistema operativo Android, lo que permitirá imprimir con un simple toque en la pantalla de nuestro smartphone.

Ideada y construida en la fábrica de BQ en Navarra, la nueva impresora 3D pretende popularizar esa tecnología entre los millones de usuarios que utilizan en sistema Operativo de Google.

La impresora monta un procesador Qualcomm Snapdragon 410 de cuatro núcleos, se conecta por wifi, tiene NFC y puede recibir actualizaciones de su sistema operativo. Cuenta con una memoria interna de 8GB, de los cuales 4 están disponibles para el usuario. La firma asegura que “es tan sencilla que cualquiera puede utilizarla”. Y afirma que cualquier usuario puede lanzar su primera impresión en apenas 15 minutos, mientras que con una impresora 3D convencional puede tardar hasta dos horas.

En la nueva Witbox Go, casi todos los procesos de han automatizado, de forma que el usuario no tenga que preocuparse de detalles como comprobar si la base de impresión está bien acoplada (si no es así el sistema se paraliza y lanza un aviso), o si el filamento se ha agotado.

El control de la impresora de realiza a través del software Zetup, desarrollado por la propia BQ. sus dimensiones son de 300x250x460 mm. Y su peso es de 5 KG.